sábado, agosto 07, 2010

La ceremonia de los adioses

Este blog fue creado a raíz de una borrachera hace seis años. Vivía mis peores momentos, Mario Marín iba a ser gobernador y a mi me habían dicho, de hecho gritado: "No quiero volver a saber de tí, jamás". Este blog pasó de todo, de lo ridículo a lo sublime, de lo cursi a lo solemne.
Conocí a mucha gente gracias a este blog como a Ricardo que se convirtió al Lopez obradorismo, a Nadín que tenía un blog muy chido, a Tamara Blue que es uno de los más y mejores así como el de Kotex Tampax, en fin.
Este blog ya lo había abandonado y de hecho ahora sí lo suelto.
Le digo adiós.
No quiere decir que lo borre, no puedo, aunque muchas cosas aquí escritas ya no me gusten no lo puedo desaparecer sería como aniquilarme a mi mismo.
No obstante, el personaje que lo creo ya se fue. Por quien fue creado también. Aunque tú hayas acabado con tu pasado, tu pasado no ha acabado contigo dice Cuki en La Vida sin Pixie del maestro Ruy Xoconostle.
Pero es tiempo de matar a ese paiki que vivió en mi. El Paiki que vivió en la cabeza de Zeus por un tiempo, como el de Alo Pirulazao.
Abriré otro blog y este será un enlace, sólo para los que quieran ver un lado oscuro.
En breve lo abriré y hablará de vacas y de toros y a ver qué más se me ocurre.
Este blog, fue un blog sexenal. Se muere con el sexenio, con mi salida de Intolerancia y con mi llegada a Cambio y mi incursión en las revistas y el mundo editorial de a deveras.
Este blog se muere con viejos amores que existieron en ese universo del cual ya se ha cerrado.
Este blog sólo se conserva en el cíberespacio como el mundo de las ideas de Platón.
A mis amigos y lectores hasta siempre
A mis detractores anónimos: hasta nunca.
Ya anunciaré en este blog cómo se llamará el nuevo y cómo lo armaremos.
Vale.

Pôr cierto, nunca fui un outsider, o bueno creo que ahora soy más bien un freak, que eso siempre lo he sido, no outsider porque eso es incongruente.

PS. Nos veremos en la otra vida, hermanos.

No hay comentarios.: